Cómo realizar una limpieza facial profunda casera

Publicado por o día 13 marzo 2020 na sección de Belleza

Cómo realizar una limpieza facial profunda casera

¿Crees que tu limpieza facial profunda es correcta? Si tu respuesta es sí, sigue leyendo para ver si te saltas alguno de estos pasos de limpieza facial profunda casera, y si tu respuesta es no, aprende con nosotros a abrir tus poros, limpiar tu cutis, extraer todo tipo de espinas e hidratar tu piel paso a paso.

1. Limpiar la piel en profundidad

El primer paso es limpiar tu piel con un gel limpiador, eliminando las impurezas que ha podido acumular tu rostro durante el día y cualquier resto de maquillaje. Es importante que el jabón que utilices sea adaptado a tu tipo de cutis (seco, mixto o graso) para no dañarlo o irritarlo a la hora de frotar suavemente sobre tu rostro.

Para realizar esta primera limpieza puedes utilizar tus manos, limpias y desinfectadas, o utensilios específicos para ello que se venden en el mercado, como son las esponjas.

2. Exfoliar

A continuación, exfolia tu rostro para remover la suciedad que no haya desaparecido en el primer paso de la limpieza. Se recomienda aplicar el exfoliante en forma de círculos, empezando por la frente, hasta la barbilla y sin olvidarse de ninguna zona de la cara.

En caso de no poseer ningún exfoliante, puedes hacer este paso con de azúcar y unas gotas de agua, aplicando esta mezcla de la misma forma.

3. Abrir los poros

En cuanto a cómo abrir los poros para poder realizar una limpieza profunda, solo se necesita un barreño de agua caliente. Se deja la cara frente al barreño durante unos 12 minutos y el efecto del vapor de agua dejará tus poros abiertos y una sensación de calma en tu piel. Para que este paso sea más efectivo puedes rodear tu cabeza con una toalla, evitando que se escape ese vapor.

4. Limpiar el cutis

Una vez abiertos los poros, podemos limpiar el cutis, que consiste en la extracción de todo tipo de espinas. Para ello, con las manos limpias y desinfectadas, apretamos con las yemas de los dedos las posibles imperfecciones (evitando utilizar las uñas y dejar marcas en el rostro).

5. Cerrar los poros

Para ir terminando con esta limpieza profunda, utilizamos un tónico con un algodón para cerrar los poros. Además de esta función, el tónico sirve para eliminar las impurezas que permanezca en la piel y no se haya limpiado en los 4 pasos anteriores.

6. Hidratar la piel

Por último, es imprescindible hidratar la piel, puesto que nuestro rostro queda irritado tras varios productos y procesos a la hora de realizar la limpieza facial profunda. A parte de la crema diaria que es fundamental para el cuidado del rostro, en este caso, puedes realizar una mascarilla hidratante comprada o casera para terminar de calmar tu piel. El ingrediente más destacado en cuanto a la hidratación es el aloe vera.

En conclusión, a través de estos 6 sencillos pasos para una limpieza en profundidad casera, tu piel quedará libre de impurezas. Podrás realizarla una vez a la semana para evitar la irritación de tu rostro. Además, los resultados serán profesionales.

Comentar noticia

Your email address will not be published.


*