Profesorado, padres y madres y enfermeras, juntos por la salud de los alumnos y la tranquilidad de todos

Publicado por o día 17 febrero 2020 na sección de Sanidad

La Plataforma Estatal de Enfermera Escolar desarrollará en los próximos meses en Castilla-La Mancha y en el resto del Estado una nueva estrategia de actuación a nivel administrativo, político e informativo para lograr que se inicie en el curso 2020-2021 la implantación de la figura de la enfermera escolar en todos los centros educativos de Castilla-La Mancha.

La Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, integrada por el Sindicato de Enfermería, SATSE; el Foro Español de Pacientes, FEP; el Sindicato Independiente de la Enseñanza Pública ANPE; y la Federación Española de
Diabetes, FEDE, ha decidido poner en marcha esta nueva estrategia de
actuación conjunta ante el desinterés de las consejerías de Educación y Sanidad por implantar una medida que beneficiaría a todos los alumnos y alumnas, padres y madres, profesorado y al resto de la comunidad educativa.

La nueva estrategia de actuación, que fue presentada recientemente a nivel estatal por los presidentes de SATSE, Manuel Cascos; el Foro Español de Pacientes (FEP), Andoni Lorenzo, y ANPE, Nicolás Fernández, se desarrollará también en Castilla-La Mancha porque las administraciones públicas sanitarias y educativas siguen sin dar respuesta a las necesidades asistenciales y de prevención y promoción de la salud que existen en todos los centros escolares al no posibilitar la implantación de la enfermera escolar.

Según la Plataforma, el principal motivo del rechazo de las administraciones es el económico cuando generalizar la figura de la enfermera escolar sólo supondría 16-20 euros al año por habitante. Un coste “irrisorio” si se compara con los miles de millones de euros que conllevan para nuestro sistema sanitario público distintos problemas de salud que una enfermera escolar podría prevenir, apunta.

A modo de ejemplo, la Plataforma apunta el sobrecoste de 2.000 millones de euros al año derivado de la obesidad, o los más de 5.000 millones de euros al año de costes directos de la diabetes (tratamientos y hospitalizaciones) y los más de 17.000 millones al año de costes indirectos (absentismo laboral, jubilaciones anticipadas, gastos sociales…).

Comentar noticia

Your email address will not be published.


*